Saltar al contenido
Señor Finanzas

Paso Tres. Consejos y herramientas para la gestión de la cuenta de control7 minutos de lectura

¿Si eres nuevo en el mundo de las tarjetas bancarias o todavía tienes dudas sobre cómo gestionar correctamente tus cuentas? No te preocupes, porque actualmente hay muchas opciones y herramientas para la gestión de la cuenta.

Hace unos años, la única opción era tener dinero en efectivo. Sin embargo, por razones de seguridad y conveniencia, los bancos hoy en día ofrecen diferentes opciones para almacenar y utilizar el dinero, como las tarjetas físicas.

Las alternativas más utilizadas:

Cuenta corriente, que te permite administrar tu dinero de manera más segura al comprar, depositar, transferir o retirar dinero de en cajeros automáticos.

Cuentas de nómina, que consisten en un acuerdo entre una persona o empresa y un banco, en el que el primero debe depositar su dinero o autorizar a su empresa a depositar sus ingresos cada mes.

Si se realiza un acuerdo de cuenta de nómina, las personas también pueden acceder a líneas de crédito, tarjetas de crédito y libranzas.

¿Qué debo saber antes de abrir una cuenta corriente?

El contrato celebrado al abrir una cuenta corriente obliga al cliente a mantener cierta cantidad de dinero en ella, si esta tiene cuota de manejo, también cubre ciertas transacciones en el mes y en muchos casos las adicionales que se hagan serán cobradas, del dinero que tenga en la cuenta.

Por lo tanto, si vas a abrir una cuenta corriente, debes ser muy organizado y cuidadoso, porque puedes estar contando con un dinero que es posible ya no tengas en el banco lo que se ocasiona es que debas endeudarte para cubrir esas necesidades.

Entre los beneficios de abrir una cuenta de corriente están:

  • Transacciones a través de cajeros automáticos o directamente en la oficina bancaria.
  • Transferencias bancarias a través de las páginas web de los bancos o aplicaciones móviles.
  • Capacidad de programar pagos automáticos de diferentes servicios o productos.
  • Realizar compras con una tarjeta de débito; y acceder a los beneficios y programas promocionales que estas tengan.

Algunas líneas de crédito generan pagos de intereses sobre el monto utilizado, aunque existen otros motivos para el cobro de comisiones y seguros relacionados, según el caso. Siempre primero infórmate sobre lo que es te conviene mas!

Además, la cuenta corriente tiene una serie de cuotas anuales y/o mensuales de administración o mantenimiento. Para evitar sobrecargos, es importante que siempre consultes al gerente o asesor con anticipación qué transacciones o seguros implican costos adicionales.
Hay muchos tipos de cuentas corrientes, y cada una se adapta a las necesidades de cada persona o empresa.

Para abrir una cuenta corriente debes averiguar si cumples con los requisitos básicos, así sabrás si te conviene tener una cuenta corriente, una cuenta de ahorro programado, una cuenta de nómina, o te adaptas mejor a un producto financiero de las diferentes entidades bancarias

¿Cómo puedo administrar mis cuentas de manera segura?

Muchas instituciones financieras ofrecen herramientas para la administración de cuentas y un control financiero efectivo.

Sin embargo, la herramienta más confiable para el seguimiento sin lugar a dudas eres tu. Sólo tu tendrás claridad sobre los depósitos que has realizado, cuánto saldo tienes, facturas, movimientos verificados, entre otros procesos.

Si eres nuevo en el mundo financiero o no estás familiarizado con la banca, ten la seguridad de que las instituciones bancarias ofrecen variadas herramientas complementarias para ayudarte a tener éxito en tus finanzas personales.

A continuación te presentamos algunas de las herramientas más utilizadas y sus características. Si tienes alguna duda, es importante que consultes con tu entidad bancaria o a tu asesor financiero.

Cajeros automáticos

Un cajero automático es un computador público que permite a los clientes del banco gestionar su dinero de forma eficiente y segura. En la mayoría de los cajeros automáticos puedes retirar dinero, verificar el saldo de tu cuenta, imprimir un estado de cuenta y transferir dinero.

Es importante que consultes con tu banco antes de empezar a usar los cajeros automáticos para ver si hay algún cargo por usarlos.

Recuerda que la mayoría de los bancos cobran un cargo por el uso de los cajeros automáticos de personas que no son clientes.

Banca por Internet

Esta es una manera de manejar tus actividades bancarias de una manera ordenada y personal, y puede hacerlo desde su computador o teléfono inteligente.
La ventaja de esta herramienta es que usted puede hacer un seguimiento de sus cuentas en cualquier momento sin tener que esperar el estado de cuenta mensual.

Podrás tener visibilidad en tiempo real de tus transacciones, si las realizas en línea y por lo tanto darte cuenta si han sido procesadas por tu banco, hacer transferencias a cuentas frecuentes e incluso pagar tus obligaciones.

Te recordamos que cada banco trabaja de manera diferente, por lo que siempre es importante consultar con tu asesor o agente financiero.

Avisos en tiempo real

Imagina que te han robado la tarjeta de crédito. Si la están utilizando, es probable que tu banco te notifique por mensaje de texto o correo electrónico que se ha realizado un retiro por una cantidad de dinero desconocida.
Estas son señales de seguridad que la mayoría de las instituciones financieras ofrecen a sus clientes.

De esta manera, podrás monitorear la actividad de tu cuenta incluso recibiendo notificaciones cuando tu saldo disponible está por debajo o por encima del que estas seguro que tenias.

Las instituciones financieras ofrecen herramientas increíbles, como apagar tus tarjetas débito y crédito, generación de tokens para pagos específicos, retiros sin tarjeta física, entre muchos otros.

Cuentas de nómina

Nada es más seguro y conveniente que recibir el pago en tu tarjeta de cuenta corriente. Con una cuenta de nómina, el dinero ganado se deposita automáticamente el día del pago mensual o quincenal.

Esta herramienta es segura ya que no recibirás en efectivo el dinero, así no te expones a riesgos innecesarios transitando en la calle con este. Todas las deducciones de impuestos, beneficios, etc, serán aplicadas mas el dinero que has ganado, de estas formas recibirás tu dinero sin ningún problema.

También puedes solicitar allí el reembolso de impuestos o reembolso de deducciones erróneas que te hayan practicado tanto en la entidad financiera como en el trabajo por conceptos tributarios o de nomina.

Como puedes ver, el orden y mantenimiento en tu cuenta corriente depende principalmente de ti. Las instituciones financieras proporcionan herramientas útiles, pero si no sabes cómo manejarlas adecuadamente, puedes estar en peligro.

Te recomendamos que lleves registros periódicos de todas tus transacciones financieras para mantener el equilibrio y el orden de sus finanzas y para llevar un registro de sus gastos.

Ten en cuenta estos últimos concejos:

  • Vigila tu cuenta con la banca online o la banca móvil.
  • Mantén tu Numero de Cedula y su contraseñas de Banca seguras; no se la dé a nadie más, es personal y no puede ser transferida!
  • Asegúrate de notificar a la institución financiera si has actualizado tus datos de contacto.
  • Ve los informes mensuales en detalle. Si notas un error, llama a su entidad financiera o a tu asesor comercial.
  • Regístrate para recibir alertas de cuentas, si tu banco lo ofrece. Como se mencionó anteriormente, estas alertas automáticas de texto o correo electrónico te notificarán si tu saldo cambia.
  • Revisa siempre los Términos y Condiciones de Apertura de Cuentas para entender la política del banco con respecto a la disponibilidad de fondos. Esto puede ser una tarea tediosa, pero es necesario hacerla.
  • No hagas clic en enlaces ni responde correos electrónicos que te piden su información personal. Esto se llama “phishing” y ocurre cuando los delincuentes crean correos electrónicos ficticios que parecen provenir de empresas de renombre. Generalmente, los bancos nunca piden información confidencial como tus contraseñas, cedula de ciudadanía o números de cuenta por correo electrónico ni en forma telefónica.

Recuerda que cada banco tiene su propia manera de trabajar y sus propios términos y condiciones, por lo que, en función de nuestras necesidades, debemos buscar el que más nos convenga. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *