Saltar al contenido
Señor Finanzas

5 buenas prácticas para ayudarte a evitar crisis financieras personales4 minutos de lectura

Quieres evitar crisis financieras, crisis de pareja, edad o crisis económica. Esta idea en sí misma es alarmante. Algunas de ellas son inevitables y forman parte del crecimiento emocional de las personas, pero otras son predecibles y por lo tanto evitables, como las crisis financieras que definiremos a continuación para que aprendas a evitarlas.

Las razones que pueden provocar una crisis financiera personal son variadas. Desde la falta de educación en este tema, las malas prácticas de gasto y el poco o ningún ahorro hasta la apatía ante los acontecimientos de la economía mundial.

Las principales razones que pueden provocar una crisis financiera personal para Señor Finanzas son:

No hay que preocuparse por todo esto para aprender de ello. Puede evitar el colapso de su cartera al enfocarse en dos grandes acciones:

  • Deja de pensar que la estabilidad económica es sólo para las personas que ganan mucho dinero. Incluso si vives modestamente, puedes encontrar estabilidad.
  • Concéntrese en cambiar todos esos malos hábitos que te pueden llevar a un estado de crisis, como son uso excesivo uso de tarjetas de crédito o endeudamiento por encima de la capacidad de pago.

Para tener éxito, te recomendamos que adoptes estas 5 prácticas que te ayudarán a prevenir una crisis financiera personal:

Paso 1: Educate

La educación financiera es vital para evitar la bancarrota personal. No en vano, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) la define como el proceso por el cual los individuos desarrollan las habilidades necesarias para tomar decisiones informadas para mejorar su bienestar, según el Portal Web de Educación Financiera.

Al ser un proceso, el aprendizaje no es un fin en sí mismo, sino un medio que avanza día a día.

Visita sitios web de educación financiera como Señor Finanzas, busca literatura relacionada con las finanzas y de los empresarios que hablan sobre cómo hacer crecer su negocio y saber lo que está pasando en el mundo.

En resumen, involúcrate en la gestión de tu negocio más importante: tu propia vida financiera.

Paso 2: Planifica para evitar crisis financieras

En el campo de las finanzas, cuando hablamos de planificación, nos referimos al presupuesto. Para ello, organiza tus ingresos y gastos de manera que nunca te falte liquidez, incluso en temporadas difíciles. La mejor manera de hacerlo es seguir el patrón “70-30”.

Tal y como recomienda el experto financiero argentino Rodrigo Nadal, debe destinar el 70% de sus ingresos a cubrir los gastos básicos, mientras que el 30% restante debe dividirse a partes iguales entre ahorro, pago de deudas y entretenimiento, informa el diario El Observador.

Recuerda que de todos los gastos que tienes durante el año, algunos son más frecuentes e importantes que otros.

¿Quieres saber cuánto puedes gastar? Sigue los concejos entregados por Señor Finanzas y ayúdate con tu calculadora de presupuesto familiar.Carga financiera máxima recomendada según el nivel de ingresos:

  • • $900.000 – $1.300.000: 40%
  • • $1.300.001 – $2.500.000: 50%
  • 2.500.001 y más: 55%

Por lo tanto, si te acostumbras a la planificación presupuestaria (y la respetas), tu economía tendrá una base más sólida para hacer frente a posibles crisis.

Paso 3 Ahorre

Ya que estamos hablando de mejorar tus hábitos, lo que no puede faltar como buena práctica financiera es el ahorro.

Recuerda que lo más importante no es la cantidad, sino la consistencia. Una vez que te acostumbres, notarás que incluso disfrutarás dejando algo de tu dinero como ahorro.

De igual manera, la idea es que tu cuenta de ahorros debe mantener el equivalente a entre tres y seis meses de tu salario. De esta manera, si te despiden, estarás asegurado por algún tiempo mientras buscas un nuevo trabajo.

Paso 4 Evita deudas innecesarias

Cuando más del 30% de tus ingresos se destinan a pagar deudas, significa que has pagado en exceso, si esta es tu situación, debes buscar la manera de salir de este círculo vicioso, sea generando mayores ingresos, generando activos que generen ingresos en forma masiva.

Inclusive, es válido recurrir a préstamos hipotecarios, cuya tasa de interés es muy baja al tener el respaldo del inmueble y la tasa de interés también es considerablemente baja.

Cuando vayas a tomar la decisión estudia muy bien las condiciones del crédito, teniendo en cuenta que una decisión que no debes tomar es endeudarte con un préstamo con peores condiciones para salir momentáneamente de la crisis financiera en la que te encuentres.

Paso 5: Guarda un fondo de emergencia

Ahorrar dinero en situaciones de emergencia es tan relevante y viable como ahorrar para un propósito específico, como por ejemplo pagar una hipoteca, comprar un coche o viajar al final del año.

Reserva un porcentaje de tus ingresos que te protejan en caso de un imprevisto: la llegada de un nuevo miembro de la familia, una víctima de un crimen o accidente, o una enfermedad catastrófica. En definitiva, situaciones que no forman parte de tus planes.

¿Te gusto esta guía para evitar crisis financieras? Déjanos un comentario de que te gustaría aprender.

Te puede interesar:

Cursos de finanzas personales
Plantilla de excel gastos e ingresos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *